domingo, 28 de octubre de 2012

Reconocimiento

Siguiendo con el tema de la última entrada, la encuesta sobre la felicidad en el trabajo, me gustaría hablar un poco sobre el reconocimiento.

En la encuesta nos decían que este año la combinación: Disfrutar del trabajo/ Realización personal/ Reconocimiento ha sido presentada como la principal razón para ser feliz en el trabajo.

El reconocimiento lo encuadro dentro del vínculo social que nos aporta el trabajo. Según mi opinión los principales caminos hacia la realización personal a través del trabajo son: la obra, el vínculo social y la realización de los valores; de lo cual de forma directa o indirecta estoy hablando en este blog.

Una de las funciones que se le atribuye al trabajo es pues, soportar las relaciones sociales, ser la base donde se desarrolla el vínculo social, bien sea por la colaboración necesaria para producir los bienes y servicios como por la relación que se deriva del intercambio de bienes producidos. Y sobre esto nadie discrepa, la discusión surge cuando se descarga toda la responsabilidad del vínculo social en el trabajo. Para unos el trabajo es la única forma de concretar el vínculo social y para otros las relaciones sociales van mucho más allá de las del trabajo y no deben limitarse a los vaivenes del mercado. Existen el arte, la salud, la cultura, etc..., que no pueden ser interpretadas como objetos de intercambio.

En cualquier caso, como decía, nadie discute sobre la función socializadora del trabajo.

Tampoco nadie discute el potente efecto que el reconocimiento tiene en las personas. Esto no es nuevo, se puede encontrar en cualquier manual de buenas prácticas:

Reconocer lo bien hecho en público y discutir lo dudoso en privado.


El reconocimiento confirma lo social, pues proviene de los demás, de los otros: del jefe, de los compañeros, de los amigos, ...., No conozco a nadie indiferente al reconocimiento. Podemos (y debemos) trabajar para nosotros mismos, pero incluso así, valoramos el reconocimiento de los demás, nos gusta ...

“Que se reconozcan mis méritos y mi profesionalidad” (oficial de 45 a 54 años, Cataluña).
“Que mi profesión esté más reconocida socialmente” (agricultor de 35 a 44 años, Aragón).

Otros aspectos del vínculo social que están experimentando un auge son: el trabajo en equipo, la integración de clientes y suministradores en la cadena de valor, conciliación entre vida laboral y vida personal, la mejora de los flujos de información dentro de la empresa, la multidisciplina en la toma de decisiones, etc...

Lo individual se funde en lo social y prueba de ello es el reconocimiento. Somos animales sociales, humano y social, son conceptos que van de la mano. Dos miradas enfrentadas que se quieren encontrar.

jueves, 25 de octubre de 2012

Felices en el trabajo - Encuesta -

Acabo de toparme con la encuesta de ADECCO sobre la felicidad en el trabajo. Lo cual no es difícil después de ver la cantidad de titulares que ha generado:


La mayoría de los titulares eligen la clasificación por comunidades autónomas, pero no es así en la encuesta, donde se aportan más datos y clasificaciones con otros criterios. Son solo seis páginas y se leen muy fácil, además hay gráficos muy bonitos, por lo que no seré exhaustivo; aquí solo voy a comentar lo que más me ha llamado la atención:

1.- El alto número de personas que se declaran felices en su trabajo 78%, aunque haya disminuido respecto al año pasado.
2.- La diferencia entre las profesiones que se declaran más felices: veterinario y médico especialista, frente a las que la gente piensa que lo son: artista (las chicas) y futbolista (los chicos).
3.- El secreto de la felicidad que este año ha sido el disfrutar de lo que se hace, la realización personal y el reconocimiento. Hace un año la primera razón era tener un mejor sueldo y este año ha pasado a tercera posición.

Las encuestas muchas veces me sorprenden y siempre las miro de reojo, pero son datos y dan pie a la reflexión. La primera pregunta que me he hecho es ¿cuál era la pregunta a responder? ¿¿es usted feliz en su trabajo?? con la consiguiente opción entre SI/NO. ¡Bueno! es una forma de hacerlo, un tanto booleana. Igual me animo a hacer una encuesta yo mismo con la pregunta: ¿de 0 a 10 cuanto de feliz es usted en su trabajo?, para ver la cantidad de felicidad acumulada y plasmarlo en un EXCEL. 

Al final del documento se listan 100 respuestas a la pregunta qué es lo que les hace falta para ser feliz en su trabajo, que son bastante ilustrativas.

Esto es la pera, la realización personal aparecen en primer puesto, ¡vamos!, que en este blog no estoy hablando de cosas raras. Según esto, el 80% de los trabajadores están potencialmente interesados en lo que cuento por aquí, solo es cuestión de tiempo que el blog "reviente". 

Voy a ver cómo me preparo para la avalancha.

lunes, 22 de octubre de 2012

Solidaridad, Obesidad

¿Es la solidaridad cosa de pobres?

Es una creencia que tengo desde hace tiempo, mientras menos tienes más solidario eres. Y no sé de donde me viene la cosa, no es que haya leído alguna encuesta o estudio sociológico, no recuerdo que nadie me lo contara, probablemente sea una mezcla de experiencias que se juntaron por su cuenta y dieron lugar a la idea.

En lugar de pensar: mientras más tengo para ofrecer, más generoso puedo ser, parece que pensamos: mientras más tengo para ofrecer, más tengo que perder.

Quizás porque cuanto más se tiene, uno se vuelve más nervioso y se siente más fácilmente agredido, dicen que el dinero es miedoso. Como ya comenté en esta entrada, pienso que los humanos arrastramos una herencia genética que nos invita a acumular, de forma inconsciente, para los tiempos de escasez . Cuando vemos que peligran nuestras reservas, vamos en busca del garrote y arremetemos contra todo lo que nos rodea, buscamos culpables, señalamos con el dedo.

Y aquí viene otra creencia -esta si que me la contaron- nuestras pertenencias son realmente las que nos poseen, somos esclavos de nuestras posesiones.



Todo esto viene a cuento porque ando dándole vueltas a un tema: el nivel de tolerancia al abuso de una sociedad, su nivel de intolerancia a lo diferente o su nivel de insolidaridad pueden ser calculados en un EXCEL, o algo mucho más sencillo, una ecuación proporcional: a más X más Y. Es decir, a más X, más tolerancia al abuso, más intolerancia a lo diferente y más insolidaridad.

La X es sin duda la obesidad, todo lo que hemos acumulado "por si acaso", lo que nos sobra, lo que nos vuelve títeres. Esta obesidad no es solo individual, sino que también se da a otros niveles: familia, comunidad, región, país, ..., cultura, etc....

Somos personas obesas en una sociedad obesa, nos han quitado el postre pero todavía guardamos escondida una tableta de chocolate. Los que conocen la ecuación, a más X, más Y, ya pueden calcular el margen para incordiar sin que protestemos demasiado.

La solución ya nos la dieron nuestros abuelos: sé frugal, siempre quédate con un poco de hambre, se austero, se solidario, ....,  y haz deporte, corre mucho, porque correr nos va a venir muy bien.

viernes, 19 de octubre de 2012

Renta Básica (RB)

He leído recientemente esta entrevista sobre la renta básica y la verdad es que me ha sorprendido.  Hablar de entregar un dinero, así de buenas a primeras por el hecho de ser ciudadano, sin ninguna contraprestación, llama la atención y más en los tiempos que vivimos, con los recortes sociales y la pérdida progresiva del bienestar.

De forma inmediata lo he relacionado con la idea de trabajo subsistencia, porque la renta básica lo que garantiza es la subsistencia. Recordando lo que he dejado escrito en este blog, para conseguir la realización personal debe garantizarse la subsistencia.

Esto que parece una perogrullada, no acababa de verlo en la práctica. Porque veamos, ¿cómo lo hago? ¿de las ocho horas diarias, cuatro para subsistir y el resto para realizarme? ¿durante cuatro horas aguanto lo que me echen y el resto hago arte?. Lo habitual es contar con un solo empleo que nos sirve para subsistir y que debiera facilitarnos la realización. Y con un solo empleo no se pueden hacer malabarismos.


El ideal que imaginaba, por lo menos hasta ahora, es que el empleo fuera de realización y de forma implícita nos garantizara la subsistencia. Que la motivación principal del trabajo fuera el placer y la satisfacción de hacer lo que se hace, fuera lo que fuera.

Hay mucho por desarrollar en este sentido y mucha gente pensando en ello. Buscar la máxima implicación de todas las personas para mejorar los resultados pasa por esto mismo, por hacer que el trabajo sea de realización.

Pero mira por donde la renta básica nos garantiza la subsistencia sin necesidad de trabajar, ¡me he quedado sin palabras! esto tiene mucho calado.

En internet existe mucha documentación sobre esta propuesta de Renta Básica; sus efectos, su justificación, su viabilidad. Yo no voy a entrar en el debate, tan solo dejo aquí los vínculos y mi pequeña reflexión.

sábado, 13 de octubre de 2012

Poder personal

Ayer estaba hablando con Juan Mari sobre las posibilidades de cambio en las organizaciones piramidales. El ya abordó el tema en este post, y yo escribí algo sobre el cambio en esta entrada.

Hablábamos sobre la posibilidad de conseguir el cambio desde dentro. Viviendo en organizaciones donde las prácticas nos invitan al individualismo, a la competencia entre compañeros, a arrimarnos al poder, a los círculos de intereses, a la obediencia "sí señor.."; parece difícil promover cambios hacia organizaciones más humanas y colaborativas. No hay energía suficiente en el mundo para cambiar a los "demás".

Los chamanes nos hablan del poder personal, aquí os dejo varias citas según la interpretación de Vladimir Antonov:

  • Somos seres luminosos. Y para un ser luminoso lo único que importa es el poder personal
  • Si vas juntando poder en tu cuerpo, éste podrá realizar hazañas increíbles. En cambio, si disipas el poder, te pones viejo y gordo de la noche a la mañana.... . 
  • El poder personal de un guerrero depende de su impecabilidad, ..., en otros términos, la facultad de seguir principios éticos y observar la conducta objetivamente correcta en las situaciones de emergencia. La impecabilidad es hacer lo mejor que puedes en todo lo que haces.

Todo ello quiero enlazarlo con el concepto de crecimiento vertical y el consiguiente crecimiento horizontal, que se traduce en la capacidad de generar cambios en el entorno.

Poder personal
En la entrada de sharing revolution se hablaba de reputación personal, que es la valoración que recibimos del entorno, de las personas que han estado en contacto con nosotros. La relación de esta reputación y nuestro poder personal es directa, en cuanto más hayamos adquirido, mejor reputación tendremos.

Adquirir poder personal, crecer verticalmente, es la condición previa necesaria, sine quo non, para conseguir cambios en nuestro entorno,en las organizaciones.

El poder jerárquico otorgado por la organización, existe en la medida en que es aceptado por las personas. Este poder jerárquico y la reputación, la buena se entiende, llevan caminos separados que pueden o no confluir. Relacionarse desde el poder personal o hacerlo desde el poder jerárquico son cosas completamente diferentes, no tiene nada que ver el uno con el otro, tienen diferente fecha de caducidad, una forma de actuar genera paz interior y la otra acidez de estómago.

¡Elige cual prefieres!

martes, 9 de octubre de 2012

Filosófico y práctico

Es la última vez que voy a utilizar la palabra espiritual.

Es más, voy a cambiarla por otra diferente en las entradas donde la haya utilizado. Tiene connotaciones asociadas con lo religioso y no es lo que quiero transmitir. Cuando hablo de realización personal y de espiritualidad, en muchas personas se produce una asociación mental y aparece lo religioso, y yo no quiero hablar de religión. Espiritual no es lo mismo que religioso, es más amplio.

Algunos autores utilizan la palabra "inteligencia espiritual"; es su marca, su coyright, y cuando me refiera a lo que ellos ha escrito utilizaré la palabra, pero en las demás ocasiones buscaré otra más adecuada.

Cuando hablo de lo espiritual quiero reflejar los aspectos relativos al sentido y significado de nuestros actos, enmarcarlos en un contexto vital más amplio, trascender lo personal. Es más un concepto filosófico que religioso, aunque para muchas personas filosofía y religión pueden ser lo mismo, para otras no y me gustaría hablar de cosas que interesan a todas.


Al reflexionar sobre la realización personal en el trabajo he buscado aplicaciones prácticas, que puedan ayudar a la comprensión y la vivencia de la misma. He empezado hablando de filosofía para acabar hablando de visualización, ejercicios respiratorio-energéticos y maestría de las emociones. He empezado pensando en el significado de la vida para acabar pensando en el día a día.

El trabajo práctico lo he centrado sobre cuatro aspectos:
  • La obra, resultado de nuestro trabajo
  • El vínculo social
  • La realización de nuestros valores, los de alto nivel y los de nivel intermedio
  • La consecución de la felicidad como fin superior.
Mi intención es ir introduciendo estos aspectos de forma progresiva y si fuera posible aportar alternativas.

Ken Wilber utiliza la palabra INTEGRAL para englobar todas las tradiciones espirituales (otra vez lo dije). Existe la psicología TRANSPERSONAL, para referirse a lo que va más allá de la persona. Encontramos otros términos como HOLÍSTICO y SISTÉMICO que también explican muy bien la idea de conjunto. A ver si me decido..... entrenamiento integral, práctica transpersonal, holística, ...., no suena muy original pero al menos no crearé malentendidos.

¿qué os parece?

sábado, 6 de octubre de 2012

Sharing revolution

Acabo de ver un par de vídeos que me ha pasado Juan Mari de Rachel Botsman que me han encantado y quiero comentarlos sin más demora. Estos son los enlaces por si os apetece verlos: uno, dos

Rachel nos presenta cómo se van desarrollando nuevas iniciativas que dan forma a la revolución del compartir. Ella lo llama consumo colaborativo y básicamente se trata de ideas empresariales que a través de internet, ponen en contacto a individuos para: realizar trabajos, alquilarse habitaciones, prestarse dinero, compartir coche, etc...

Un resumen de la r-evolución que nos presenta sería:

Siglo XX = crédito, publicidad, propiedad individual -> fracasado

Siglo XXI = reputación, comunidad, acceso compartido -> valores humanos

Algunos ejemplos que nos da son: Taskrabbit, airbnb, zopa, ...

Las relaciones entre personas están basadas en la confianza entre desconocidos y la reputación personal. Si le he entendido bien, ella está trabajando en una forma objetiva de medir esta reputación personal: La medida y el valor de la reputación de una persona en diferentes comunidades y mercados.

Estas iniciativas me han parecido disruptivas por varias razones. Primero porque parten del propio sistema y lo trascienden, podemos empezar a aplicarlas ya mismo; segundo porque como ella misma dice, pasamos de la relación virtual, desarrollada dentro de internet, a la relación en el mundo físico entre personas de carne y hueso. Hablamos de humanizar, de confianza de reputación.

No todas las iniciativas son iguales, o a mi al menos eso me parece, algunas apuntan en el sentido de la autorrealización, porque garantizan una forma más fácil de alcanzar la expresión personal, hago lo que me gusta, y otras sin embargo conllevan implícito el riesgo de la vuelta al trabajo como subsistencia, a la "puja a la baja" y la absoluta precariedad.

Sharing revolution

Comentarios en caliente:

Todavía está presente el dinero como vehículo para el intercambio pero comienza a desaparecer la parte especulativa.

Desaparece la necesidad de poseer en propiedad para poder utilizar las cosas, con lo cual se reducen las necesidades (desinflamos la burbuja de las necesidades). Esto por sí solo es muy potente, nuestro nivel de subsistencia se reduce y el trabajo puede empezar a ser de autorrealización. Ya no trabajo para sobrevivir sino haciendo lo que más me gusta. Queda por ver cuánto tiempo dedico a la subsistencia y cuanto a la autorrealización.

La reputación sustituye al Curriculum Vitae, soy mi identidad externa (extidad), lo que los demás ven en mí, y no lo que estudié, donde trabajé o quien es mi amigo.

Tendencia a la desaparición del contrato de trabajo como vínculo entre las personas y con él toda la subordinación/protección implícita. Los ejemplos nos muestran relaciones de intercambio de corta duración.

No he visto ejemplos de grupos personas que se junten para hacer algo más grande de lo que puede hacer una sola.

No hay un estado o un "algo" que "proteja" a los más débiles, seguimos siendo "naturales" y nos despreocupamos de los discapacitados. Al menos de momento, pero demos un poco más de tiempo a esta "revolución" para ver cómo se hace realmente social y humana.

Por ahora no me extiendo más, ya seguiré con el tema más adelante.

martes, 2 de octubre de 2012

Alto en el camino

Esta entrada es un alto en el camino.

Ya estoy acabando con las partes más teóricas del proyecto autorrealización a través del trabajo, que hasta ahora ha sido el hilo conductor de este blog. Mi intención a partir de aquí es, dentro de la misma temática, bajar un poco más a tierra y conectar con el mundo del día al día. Espero tener la motivación y la capacidad de seguir escribiendo.

En cualquier caso el cambio será progresivo y por medio siempre habrá desvaríos que condimenten un poco el plato principal.

Muchas de las entradas que he dejado escritas son realmente para gente "musculada" en estos temas, donde se mezcla la filosofía, la psicología y la espiritualidad. Yo mismo me digo, en un blog cuyas entradas tienen una longitud limitada y que normalmente se leen sin un afán de profundización, ¿qué coño haces resumiendo cuestiones que per se necesitarían un desarrollo mayor?

La respuesta es que para mí ha sido útil. Este blog se ha constituido en mi cuaderno de bitácora, donde he ido anotando las vicisitudes del camino y mi pequeño resumen de las mismas.

Las ideas y creencias con las que empecé a escribirlo han cambiado, se han sustituido por otras, con lo cual ha habido un crecimiento y un enriquecimiento.

Miro hacia adelante con optimismo y pienso que hay cosas importantes, diría más bien útiles, que seguir contando.

Todos los caminos llevan adonde quieres ir,
solo tienes que elegir uno y empezar a caminar
Cuando te lanzas a escribir un blog, has tenido que superar una serie de frenos internos, que te dicen que no es bueno exhibirse, que lo más razonable es el anonimato, que ahí afuera hay peligros que acechan dispuestos a destrozarte. Y por supuesto que los hay, no lo dudo. Depende de la vocación de cada persona, se pueden asumir con mayor o menor tranquilidad. En mi caso la decisión no fue evidente y de momento, me alegro de haberla tomado. Desde aquí agradezco a Julen el empujón final.

De vez en cuando miro las estadísticas de los accesos al blog y juego a interpretarlas. Yo que solo tengo un puñado de personas que me leen de forma aleatoria, intento saber más de ellos y descubrir qué es lo que buscan, o qué pregunta se hicieron para llegar hasta aquí. Más que nada para adaptar el formato de lo que quiero decir, de lo que puedo decir. Creo que fue en "El retrato de Dorian Grey" donde se decía que lo importante no era el fondo sino la forma.

Las próximas entradas serán mi intento de hacer algo en esta línea.

(también se admiten  sugerencias)