sábado, 29 de diciembre de 2012

La Huna, quédate con lo bueno

Quería hablar de los 7 principios de la Huna como algo chamánico (antiguo) y a la vez moderno. Algunos de los principios me parecen bastante actuales, puedo encontrar equivalencias en algunas de las corrientes psicológicas modernas. Y los otros, me parecen muy similares a los de algunas corrientes espirituales tradicionales.

¡Pero mi gozo en un pozo! Según he estado averiguando por el cibermundo, hay bastantes sitios con informaciones que niegan o discuten los orígenes de esta corriente. Por ejemplo, según la Wikipedia, resulta que La Huna no es sino una construcción "New age" que un tal Max Freedom Long creó a principios del siglo XX. Hay una página web, un blog y un lugar en Facebook, que se dedican a desmentir que los principios de la Huna sean Hawaianos. ¡Curioso empeño!

Además, para levantar aún más suspicacias, según la wikipedia, desde 1973 La Huna está constituida oficialmente como una religión por Serge Kahili King.

Los extendidos 7 principios de la Huna, pueden tener muchos adjetivos, pero parece ser que el de "hawaianos"  no es uno de ellos, al menos en su origen. El de chamánicos puede ser, si decimos neo-chamánicos, que es como decir inspirados en el chamanismo.

Al margen de su escaso pedigrí, hoy en día están divulgados por neo-chamanes como el propio Serge Kahili King.

Los principios son, 7 KA HUNA:

I KE - El mundo es lo que crees que es
KALA - No hay límites
MAKIA - La energía fluye hacia donde fluye la atención
MANAWA - Ahora es el momento de Poder
ALOHA - Amar es ser feliz en la unidad
MANA - Todo Poder proviene del interior
PONO - La efectividad es la medida de tu Verdad

¿Os suenan de algo, os resuena la mente asociativa?

Y ahora bien, ¿todo este "déjà vu" resta validez a los principios?

A mi personalmente, antes de conocer toda la historia de sus orígenes y lo correcto/incorrecto de sus etiquetas: "hawaianos" y "chamánicos", me parecieron muy interesantes. Además algunas de las explicaciones y ejercicios que Serge King propone en sus libros me parecen cercanas y esclarecedoras. De hecho lo cité en una de mis entradas.

Siempre da un poco miedo toda esta cuestión de las religiones y el business alrededor de la espiritualidad. Son prejuicios, lo sé, pero se me erizan los pelos con estos temas. No deja de parecerme un terreno fangoso, en el que hace falta mucha elegancia y modestia para no salir salpicado y bajo sospecha.

Como decía en el título, ¡quédate con lo bueno! que sin duda lo hay.

domingo, 23 de diciembre de 2012

La Felicidad, una buena noticia

Parece que nos cuesta asumir que la gente diga que es feliz en el trabajo. Yo mismo debo confesar que cuando escribía esta entrada, era un poco escéptico. Os recuerdo que la entrada decía que en una muestra de 1.800 trabajadores, el 78% respondió que SI era feliz en el trabajo. Como veréis al final, no somos originales.

Mi amigo Iñaki dice que esta pregunta es como la del sexo, cuando preguntan a la gente sobre la frecuencia con la que mantiene relaciones sexuales. Parece demostrado que mentimos en estos temas, si no, leer los dos primeros párrafos de esta página.

Yo sin embargo, pienso que no es el mismo tipo de pregunta. Es verdad que podemos mentir cuando sentimos miedo de algo. También depende de cómo se hayan realizado las encuestas, si han sido anónimas, si las personas encuestadas tuvieron miedo de que sus respuestas fueran conocidas por sus jefes. O quizás pensaron que el responder que NO se es feliz, es asumir algo que no se quiere asumir, como la insatisfacción personal, o el ser víctimas de la situación, o de la necesidad, etc... ¿Quién sabe? Yo pienso que la encuesta ha estado bien hecha y con todas las garantías necesarias, pero los miedos y la autoimagen, son algo que pueden jugar en el subconsciente e invitarnos a responder que SI se es feliz cuando se siente lo contrario

Pero.... por otro lado

¿Porqué nos cuesta asumir que el 78% que responde que SÍ, dice la verdad? Parece que nos es mucho más fácil asumir las encuestas sobre el incremento del consumo de ansiolíticos, sobre el incremento de divorcios, de suicidios, fracaso escolar, estrés laboral, mobbing, etc... Las malas noticias son más atractivas y nos las cuestionamos mucho menos (acabamos de sobrevivir al penúltimo fin del mundo). Somos más críticos con las buenas noticias.


La felicidad es algo subjetivo (aquí hablé de ella) y en el momento de responder  SI o NO puede surgir cualquier cosa. Igual algunas personas reflexionan, lo racionalizan, hacen la media de todo y piensan "podría ser peor", o simplemente el SÍ surge de forma espontánea sin ninguna reflexión y responde a un estado interior.

En esta página http://www.bbc.co.uk/news/uk-politics-18966729 he encontrado una encuesta similar realizada en UK y casualidad, los resultados son muy parecidos. Esta vez han entrevistado a 165.000 personas y: Three quarters of people aged 16 and over in the UK rated their overall "life satisfaction" as seven or more, with women more likely to report higher levels of well-being and a sense that their life is "worthwhile" than men but also higher levels of anxiety. (Tres cuartas partes de las personas mayores de 16 años en el Reino Unido calificaron en conjunto su "satisfacción con la vida", como siete o más, siendo las mujeres más propensas que los hombres a reportar mayores niveles de bienestar y una sensación de que su vida "vale la pena", pero también mayores niveles de ansiedad.)

Leer el artículo merece la pena, porque describe el intento del gobierno británico para encontrar las claves de la felicidad de sus ciudadanos. Y así poder crear las condiciones adecuadas para mejorarla.

En este otro artículo, vinculado desde el anterior, http://www.bbc.co.uk/news/magazine-11765401, un periodista reflexiona sobre la dificultad del intento. Aduciendo que, entre otras cosas, siendo la felicidad algo tan subjetivo, algunas condiciones pueden favorecer a unas personas y no hacerlo a otras, o que se puede confundir felicidad con bien-vivir.

Yo personalmente pienso que no es así, la felicidad puede ser subjetiva pero las condiciones para que se dé no lo son. Así a botepronto: Trabajo-realización personal, vínculo social, compromiso existencial.

Y para finalizar, no debemos olvidar que estamos hechos para ser felices.

¿Y cómo se yo eso?... muy fácil

Porque la infelicidad nos estropea más rápidamente ;-)

sábado, 22 de diciembre de 2012

Solsticio Baktún, cierre de ciclo

Ayer 21 de diciembre terminaban muchos ciclos, el 13º Baktún Maya, la cuenta larga de más de 5.000 años, el solsticio de invierno, ... , y la presentación práctica de mi proyecto sobre la "Realización en el trabajo". ¡Un día inolvidable!

Rodeado de amigos, provenientes de diferentes disciplinas pero con la misma sensibilidad, desarrollamos una sesión-piloto a la que titulé "Alineado en Equipo". No voy a entrar en detalles sobre la sesión, ya habrá tiempo y lugar para ello, puede que sea en este espacio o en otro aún por definir.
Ciclo largo Maya
http://asteromia.net/articulos/ruedas-ciclos-maya.html

Ayer se cumplió también el propósito que dio origen a este blog. Si no al blog en sí mismo, que tiene un propósito más amplio, al menos a la parte relacionada con el proyecto.

Es pues el momento de cerrar estos aproximadamente 7 meses dando vueltas al tema de la realización en el trabajo y si corresponde, reiniciar un nuevo ciclo con un propósito que pueda caber en el la definición del blog, ONE PLUS: One plus es un símbolo, el nombre de un símbolo. Representa una búsqueda de resultado incierto, dos miradas enfrentadas que no se pueden encontrar.

La verdad es que en este enunciado cabe casi todo lo que haga referencia al desarrollo personal, no parece que me vaya a limitar mucho. Pero si algo he aprendido en estos meses es que, escribir por escribir, por rellenar un espacio, no tiene mucho interés, ni para mí ni para el que lo lee.

Estos días de vacaciones acabaré unas cuantas entradas que tenía a medias y después un nuevo comienzo, una continuación, hay ruedas que una vez en marcha son muy difíciles de parar.

Sea lo que sea confío en hacerlo dignamente y contar con alguno de vosotros.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Caminando por la playa helada

La de hoy es una entrada-bálsamo.

Ya me han puesto fecha para defender el proyecto de "Autorrealización a través del trabajo". La parte teórica será el próximo viernes y la sesión práctica una semana después. Es un reto importante, en el que voy a hacer varias cosas por primera vez en mi vida y espero estar a la altura.

Para estos días previos a la presentación, he elegido la distensión, limpiar la mente del mundanal ruido, dedicarme a hacer ejercicio, escuchar música tranquila y comer más sano.

Ahora que la cabeza gira más rápido de lo normal, es precisamente cuando tengo que tomar un poco de mi propia medicina y respirar,...., "easy boy".

Es el descanso del guerrero previo a la batalla, donde uno se prepara para la acción. Un ejercicio de introspección para aquietar los pensamientos y permitir que todo lo aprendido, fluya de forma natural.

En línea con este propósito, el otro día fui andando a la oficina. Me levanté temprano para llevar a mi hija a la estación y como disponía de tiempo suficiente, decidí caminar al trabajo. Hacía frió y estaba completamente oscuro. Me puse la chamarra gorda, cogí los guantes y salí de casa. No había mucha gente por la calle y a diferencia de los demás días, no me cruce con ninguno de los estudiantes que con el rostro dormido se dirigen al colegio.

Al salir de casa pude ver a uno de los mirlos que canta por las mañanas, se posó en una rama baja del manzano japonés, justo el que estaba a mi derecha en el camino interior del parque. Extrañamente no salió volando y pudimos intercambiar una mirada cercana.

Había pocos coches en la carretera y mientras caminaba con la cabeza metida en las solapas de la chamarra, pude escuchar los sonidos ocultos de la ciudad.

Sin prisa llegué a la altura de la playa y observé que había marea baja, descendí por las escaleras a la arena, con cuidado de no resbalar en los irregulares escalones. No había prácticamente olas en la bahía, el mar estaba plano como si todavía no se hubiera despertado. Se veía con dificultad, pero podía oír el suave ruido de las olas a mi izquierda y los ecos de la carretera a la derecha. Caminaba como por una gran cueva, ensoñando, en la frontera de la vigilia. Me dije, es un buen momento para acoger las intuiciones, si deciden aparecer, y mientras esperaba su llegada, sentía como el roce del agua con la arena penetraba en mi cabeza y disolvía las frágiles estructuras mentales que poblaban mi cerebro.

Vacío, al final de la bahía, volví hacia la acera pisando la arena helada que crujía bajo mis pies. Acompasé el caminar al ritmo de la ciudad y de los peatones que ya empezaban a verse por la avenida. Cuando llegué al trabajo tenía dibujada una sonrisa y una mirada intensa que fácilmente podían denominarse paz interior.

domingo, 9 de diciembre de 2012

Cómo mover una organización (2) La soledad del manager - El círculo virtuoso

La soledad del manager es el título de una novela de Manuel Vazquez Montalbán, que no se porqué razón me ha venido ahora a la cabeza. Es la número 3 de la serie de Carvalho y no tiene mucho que ver con lo que habitualmente hablo por aquí, pero este titulo siempre me ha atraído.

La soledad del manager o la soledad del poder, que supongo que existe en todos los niveles jerárquicos, es la que debe hacer frente toda persona con responsabilidad de mando sobre otras personas. Al decir todas me refiero a las que quieren hacerlo bien, a las que se preocupan por hacerlo bien, y doy por supuesto que son la gran mayoría.


Además de la dificultad que entraña la toma de decisiones, en una cultura como la nuestra donde la distancia al poder es grande (aquí hablé de ello). Cuando una persona es promocionada y accede a un puesto de responsabilidad, se crea una brecha, una distancia humana que hace que donde antes había calor, ahora haya un poco más de frío. De la noche a la mañana, a la persona se le cuelgan una serie de cualidades asociadas a la etiqueta de JEFE. No es que pierda el saludo, es algo más sutil, es como si pasara a pertenecer a otro grupo de interés, como si sus aspiraciones fueran diferentes a las del día anterior. Ponemos un filtro a la persona, ya no lo vemos solo a él sino que pasamos a ver "el cargo". Parece que en otras culturas es diferente y el poder ni engrandece ni envilece al que lo ostenta, pero como decía antes, en nuestra cultura sí que lo es.

Evidentemente lo que se gana debe ser más de lo que se pierde, al menos en teoría, porque conozco a pocas personas que rechacen una promoción. Normalmente se pasa a ganar más dinero, se accede a más información y se tiene más capacidad de decisión. La contrapartida la encontramos, como decía, en el complicado apartado de las relaciones humanas.

La tendencia creciente en el mundo empresarial, es la de implantar modelos donde se reduzca esta brecha. Las organizaciones son cada vez más horizontales, sin tantos niveles y a veces con responsabilidades rotatorias. Cada vez las organizaciones son más pequeñas y en lugar de estructuras hay redes. Cada vez hay más trabajadores autónomos y en lugar de vender nuestro tiempo vendemos nuestra obra. Todo lo anterior: redes, obra,... , al menos en teoría, nos aproxima al trabajo autorrealización.

El poder personal sigue siendo la mejor herramienta, es infalible y de futuro. Actuar según los valores y principios de forma impecable, es el camino. Pero no olvidemos que esta es una herramienta para actuar, es emisiva. Con ella hemos cubierto solo una mitad del círculo.

Además hay que desarrollar otra complementaria, la escucha, la receptividad. Afinar los sentidos físicos y sutiles para captar el mayor número posible de información proveniente de nuestro entorno y de nosotros mismos.

Emisividad(acción) y receptividad(escucha) completan el círculo de la comunicación, el círculo virtuoso.

La soledad del manager deja de serlo cuando se cierra el círculo de la comunicación.

martes, 4 de diciembre de 2012

Cómo mover una organización (1) - Roles

¿Estimulante título verdad?

Como el tema da para largo y voy a escribir más de una entrada, he puesto el (1) en el título y así me permito ir escribiendo del asunto durante las próximas semanas, según se me vayan ocurriendo las cosas sin cambiar el encabezamiento.

Sobre el tema del cambio, de la resistencia al cambio, mi amiga Amaia y yo tenemos diferentes enfoques, que no sabría como etiquetarlos en este momento. Digamos que uno de ellos mira de arriba>abajo en la pirámide organizacional, y el otro del centro>afuera. Esta serie de entradas pretenden buscar la complementariedad de los dos enfoques para llegar al punto virtuoso, y ya que busco la complementariedad diré también, para llegar a la excelencia.

Esto es un blog y casi todo lo que vais a leer es opinión, mi opinión. No soy psicólogo ni profesional de las relaciones humanas, y de momento no vivo de ello, de las relaciones humanas me refiero. Esto puede ser una desventaja o todo lo contrario, depende de cómo se quiera mirar.

Fin de la introducción, vamos al grano.


ROLES, PUESTOS, RESPONSABILIDADES
  • Lo que sigue es una perogrullada pero no me resisto, en toda organización hay una organización, o debiera haberla. Porque toda organización existe para algo, tiene una razón de ser. Si no hubiera una meta no haría falta crear una organización y por lo tanto organizarse. La razón de ser de lo organización se refleja en su MISIÓN-VISIÓN.
  • En toda organización hacen falta personas, más de una, que desempeñen las tareas necesarias para conseguir la meta
Hasta aquí nada nuevo, ya lo decía la wikipedia, Las organizaciones son sistemas sociales diseñados para lograr metas y objetivos por medio de los recursos humanos o de la gestión del talento humano y de otro tipo. Están compuestas por subsistemas interrelacionados que cumplen funciones especializadas.
  • En las organizaciones las personas desempeñan unos roles. Un rol es una función, una actividad que se desarrolla en la organización.
  • Existen roles cuya función es la de organizar, coordinar, supervisar, etc... las actividades de otros roles. 
Todo este enrevesado razonamiento para llegar a la conclusión de que en toda organización hacen falta diferentes niveles de responsabilidad: jefes, coordinadores, representantes, vocales, etc... Por muy pocos niveles que tenga el organigrama de una empresa, por lo menos habrá dos. Aunque el puesto de coordinador sea rotativo, siempre habrá coordinador. El vocal de una comunidad será el que acudirá a la reunión de vocales en representación de la comunidad.

La existencia de niveles de responsabilidad no es ni mala ni buena, es necesaria.

En esta entrada hablaba del poder personal como receta infalible para conseguir influir en el entorno. Independientemente del nivel de responsabilidad de un rol en la organización, el poder personal es la "herramienta" más valiosa para conseguir el cambio. Pero no es la única ni es excluyente.

El poder personal es para el largo recorrido, para las largas distancias, para las distancias cortas hacen falta otras herramientas, por ejemplo las que se denominamos habilidades de liderazgo, y de eso mi amiga Amaia sabe un montón.

HABILIDADES DEL LÍDER
PERSONALES
  1. Autoconfianza.
  2. Autocrítica.
  3. Autoeducación.
  4. Objetividad.
  5. Asertividad.
  6. Firmeza.
  7. Paciencia.
  8. Modestia.
  9. Retroalimentación.
  10. Generosidad y capacidad de servicio.
DE RELACIÓN
  1. Comunicación
  2. Consideración y atención a los demás.
  3. Convencimiento.
  4. Sinceridad y transparencia.
  5. Percepción y sensibilidad.
  6. Empatía.
  7. Delegación.
  8. Negociación.
PARA LA DIRECCIÓN DE GRUPOS
  1. Definición clara de la misión y valores.
  2. Definición de objetivos a lograr.
  3. Manejo de juntas.
  4. Presencia directiva.
  5. Acciones institucionales.
http://www.elergonomista.com/lidhab.html

El yoga, por ejemplo, es para el largo recorrido, la PNL y el coaching son para las distancias cortas. Esto es lo que yo pienso.

Una persona que desempeñe un rol con responsabilidad sobre otras personas, necesitará de ambas.