jueves, 1 de noviembre de 2012

Aceptación <-> Resignación || Asumir

Hoy voy a polemizar. Quiero hablar de la aceptación, otra de esas palabras-cosa que hemos hecho un poco inmanejable.

En el yoga, la aceptación es un concepto importante al igual que: no aferrarse, dejar pasar, desapego, soltar, ...., son palabras que se utilizan con mucha frecuencias para reflejar "estados deseables" y perdón por lo de deseables, porque en realidad son estados-consecuencia © de la práctica del yoga.

Como la entrada me ha salido un poco larga, la he estructurado de la siguiente forma: al principio dos definiciones académicas, a continuación una serie de textos extraídos de internet con opiniones varias, seguidamente un poco de teoría sobre el hinduismo y occidente; para finalizar con mi modesta opinión.

DEFINICIONES ACADÉMICAS:

En casi todo lo que he leído se insiste sobre la diferencia entre aceptar y resignarse. En realidad según nuestro diccionario son similares, por no decir equivalentes:

Aceptar: (1) Recibir voluntariamente o sin oposición lo que se da, ofrece o encarga.(2) Asumir resignadamente un sacrificio, molestia o privación.

Resignación: (1) Entrega voluntaria que alguien hace de sí poniéndose en las manos y voluntad de otra persona.(2) Conformidad, tolerancia y paciencia en las adversidades.

Ya vemos que aparece la palabra "resignadamente" en una de las definiciones de "Aceptar" y que "Resignación" no tiene connotaciones negativas. A pesar de esto, casi todo lo que he leído insiste en confrontar la aceptación y la resignación, dotando a esta última de significados más negativos.

OPINIONES DESDE INTERNET

Veamos que se argumenta en el otro sentido. Un par de explicaciones desde el entorno yóguico-occidental:

¿Cuál es la diferencia entre la resignación y la aceptación? Una muy clara e indiscutible LA LIBERTAD que te confiere la aceptación. Si cuando te dices una de esas frases o incluso dices “yo acepto lo que hay” y tu siguiente pensamiento es negativo, o tus emociones te incomodan o quizá una parte de tu cuerpo se tense, claramente te estás resignando, y en ese lugar no hay elección, no hay libertad. http://yogasala.blogspot.com.es/2010/10/estas-en-la-aceptacion-o-en-la.html

La aceptación no tiene nada que ver con la resignación, pasiva y de extrema sumisión a la realidad, sino por el contrario, es una actitud que debemos desarrollar en nuestra mente. La aceptación, es una cualidad que iremos desplegando gradualmente ,a través de la práctica de la atención plena ,en nuestras meditaciones. .... Observa , a qué tipo de pensamientos te aferras con más deseo, a cuáles con mayor apego. Siente cómo detrás de los pensamientos, la conciencia pura , respira. http://yogaymedicinaoriental.blogspot.com.es/2010/12/aceptacion-una-virtud-esencial-para.html

A continuación una explicación desde un ámbito más psicológico:

Muchas veces cometemos el error de pensar que aceptar lo que nos sucede significa no desear cambiarlo. Nada más lejos de la verdad. Ante todo, para poder modificar algo, es requisito previo aceptar que ese algo nos está sucediendo. Mucha gente confunde esta aceptación con “resignación”. La resignación implica que uno se ve indefenso frente a lo que le sucede, que uno se siente incapaz de cambiarlo. ....Mucha gente confunde la idea oriental de “aceptar lo que nos sucede sin cuestionarlo”, con la idea de “pasividad”. Esto se debe a una falta de comprensión. 
Pero vayamos un poco más allá...

DESDE EL HINDUISMO

En el hinduismo toda acción que persigue una finalidad genera karma, para alcanzar el ideal de liberación, las acciones han de ser desinteresadas y motivadas por el sentido del deber.

Según esto, ¿cómo puede ser yóguico-hinduista aceptar una situación para luego modificarla? porque si quiero modificarla, automáticamente aparece la finalidad y con ello el karma.

Diremos entonces, que la aceptación en el sentido hinduista, debe ir más allá que la asimilación de la situación presente para luego modificarla, que la aceptación es despojar la situación de toda importancia, observar, no implicarse, dejar pasar, ¿que más da? si el mundo es tan solo una ilusión.

Este concepto es muy profundo e inusual para nosotros, no hay ni aceptación ni resignación en el sentido "occidental", la aceptación hinduísta hay que enmarcarla en una cosmología diferente, en un modelo del mundo donde al final no hay mundo, o mejor dicho, donde el mundo solo existe en la medida que no hemos alcanzado la compresión final, la iluminación. Aceptar es comprender que da lo mismo actuar o no, que haga lo que haga nada cambia, porque al final no hay "el otro", no hay tal situación, al final solo hay el Absoluto.

OCCIDENTE

Ahora bien, somos occidentales (yo por lo menos). Nuestro modelo del mundo es diferente, existe y está ahí afuera. Diría aún más, nuestra tradición cultural: Grecia, capitalismo, socialismo, cristianismo, etc... nos invita, nos empuja, a transformarlo. El ser humano está en el mundo para transformarlo mediante el trabajo, de hecho es lo que nos diferencia de los animales (según el catolicismo). Por eso decían antes los yoguis-occidentales, que no hay que resignarse ante una situación, sino que hay que aceptarla para mejorarla. Puede que no sea muy hinduista, pero es lo que tenemos por este lado del mundo.


MI OPINIÓN

Me gustaría volver a utilizar el diccionario:

Asumir: (1) Atraer a sí, tomar para sí (2) Hacerse cargo, responsabilizarse de algo, aceptarlo.

A mí, como yogui occidental, esta es la palabra que más me gusta, ¡puestos a elegir! Yo utilizaría asumir en lugar de aceptar, asumir para mejorar, hacernos responsables para mejorar, hacernos protagonistas para mejorar. Solo haciéndonos protagonistas comprenderemos que la vida que vivimos es consecuencia de nuestras acciones y en última instancia de nuestros pensamientos.

En el camino de la mejora si se tercia algún día, dejaremos de buscar y alcanzaremos la iluminación.