viernes, 31 de agosto de 2012

Mindmachines

Tengo una relación especial con las Mindmachines.

Desde hace ya mucho años, cuando construí mi primer electroencefalógrafo casero siguiendo los foros de internet, hasta los tiempos actuales, donde sigo de cerca las experiencias de mi amigo Eusebio y su batería de máquinas de diagnóstico, he mantenido un vínculo, más o menos intenso, con estos dispositivos.

Las mindmachines son dispositivos electrónicos que a través de parámetros fisiológicos pretenden, por un lado medir y por otro inducir estados mentales.

Algunas son muy conocidas, como el GSR (Galvanic Skin Response) o detector de mentiras (muy antiguo por cierto) que a través de la resistencia de la piel, incremento de la sudoración, pretende detectar un cambio emocional.

Otra medición muy popular es la de las ondas cerebrales: alfa, beta, theta y delta, que se asocian con estados de: relajación, actividad, sueño, etc... La medición se consigue con un EEG (electroencefalógrafo) y el posterior análisis de Fourier.


De la misma forma que se miden, se pueden inducir estados mentales, por ejemplo a través de sonidos binaurales y luces estroboscópicas. La más popular de todas las aplicaciones es la de mi amigo Julián, el Brainled, que además es gratis (un día de estos mejorará la página web). Os recomiendo bajarla para probar un programa de inducción.

Brainled
Las mindmachines son los únicos dispositivos, que yo sepa, que muestran un algo asociable a un estado mental. Están muy lejos de ser algo "científico", porque dependen en gran medida de la predisposición de la persona que está siendo medida/actuada. Además la relación entre causa (estado mental) y efecto (cambio fisiológico) es tan indirecta y compleja que se requiere grandes dosis de "intención" para hacer interpretaciones validas y generalizables. Como decía Maslow:  Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo.  Yo pienso que este es el caso, pero...

... de alguna forma tenemos que explicitar los valores, si si, los valores, creencias y emociones.

Todo proceso mental tiene un reflejo físico y viceversa, si no que se lo pregunten a los jugadores de poker y a los psicólogos. Aunque sea muy ligero e incluso imperceptible para la gran mayoría, estos cambios ocurren: pequeños movimientos de ojos, cambios de posición en la silla, tragar saliva, apretar los puños, etc... Entrenar la capacidad de identificarlos e interpretarlos es una forma estupenda de desarrollar nuestras inteligencias emocional y espiritual.

A mí me gustan las mindmachines y de las mindmachines a los valores de las personas, este es mi eslogan, y con el .... ¡a triunfar!