martes, 26 de junio de 2012

Hogueras, rituales, irse


Todavía con un moratón en el dedo gordo por darle demasiado fuerte y demasiado tiempo al djembé, voy a hablar de una noche especial, la del solsticio de verano, la noche de San Juan, la de las hogueras.

Parece ser que uno de los propósitos del ritual de las hogueras es el de purificación a través del fuego, quemar todo aquello de lo que nos queremos desprender, tanto a nivel material como emocional. Se pueden quemar rastrojos, muebles viejos, los apuntes del colegio, los hábitos que queremos abandonar e incluso alguna relación, ¡esta última simbólicamente claro!

Siendo como somos las personas, hábiles en buscar significados, hemos seleccionado un momento del movimiento de la tierra alrededor del sol, y le hemos dotado de contenido.
Solsticio

El solsticio de verano es un punto singular dentro de un ciclo, es la noche más corta del año, y por ello el inicio de un cambio: de días crecientes a días decrecientes. Se puede decir que el simbolismo asociado al cambio y el asociado a la purificación, se reúnen en un mismo día, en un instante.

Los símbolos, los rituales pueden ser muy útiles, ya que sirven de refuerzo de nuestras intenciones. Con ellos conseguimos pasar los objetos intangibles del plano mental al plano físico, escenificamos la materialización de algo inmaterial. También pueden servirnos como rúbrica de un proceso en curso de realización. Recuerdo que Willigis comentaba en su libro "la ola es el mar", que solía utilizar rituales como cierre de procesos, en concreto se refería a parejas que finalizaban su relación después de años de convivencia.


Todo lo anterior para hablar del caso de mi amigo Iñaki, que el día del solsticio me dio la noticia de que iba a dejar su trabajo, estable y bien remunerado por cierto, y dedicarse a dar clases de yoga. Había decidido cambiar seguridad por una mayor satisfacción personal. Me comentó: "leí tu entrada sobre quedarse y yo había decidido irme". Pero es que no hay una receta fija: quedarse o irse, sino que lo importante es vivir plenamente el proceso que lleva a la decisión. Yo también tengo simpatía por la gente que decide irse en busca de su realización personal y más cuando para ello ha decidido "bajarse del tren" y jugársela.


La noche del solsticio la pasé bajo un cielo estrellado, alrededor de una hoguera y lo que es más importante, en muy muy buena compañía.


... Zapoak eta sugeak erre...

jueves, 21 de junio de 2012

Re-des-contextualizar

Me he comprado recientemente un libro titulado "¿Qué haría Buda en el trabajo?". Tiene cosas interesantes relacionadas con el tema actual de este blog "realización a través del trabajo" y que pienso ir comentando en próximas entradas pero hoy, saliéndome del tema principal, me gustaría comentar una cita que me llamó la atención, decía así:

Una buena empleada sirve a su patrona de 5 formas: levantándose y poniéndose a trabajar antes que ella, dejando de trabajar más tarde que ella, tomando de su patrona solo lo que ella le da, esforzándose en hacer bien su trabajo y defendiendo el buen nombre de su patrona. (Digha Nikaya 31)


¡Tócate la minga!¡Si es que Buda era un señorito!

He preguntado a la Wikipedia por la Digha Nikaya 31 y ha resultado que es un código de conducta y buenas costumbres que Buda entregó a sus seguidores laicos. Enlazando con este tema, en la introducción al libro nos previenen de que la consideración de Buda era poco igualitaria con respecto a las mujeres. Por eso los autores del libro: un hombre y una mujer, decidieron redactar en masculino y femenino, de forma alternativa, las citas del libro; a la que os he presentado en concreto, le tocó el femenino.

No seré yo el que critique el valor actual de estas enseñanzas, ni el que juzgue a Buda por su presunto machismo. Al final era un hombre en su contexto. Y es de esto de lo que quiero hablar, del contexto y de la posibilidad de des-contextualizar o re-contextualizar.
re-des-contextualizar

¡Me he quedado a gusto con las palabritas! a continuación me explico, es decir, me pregunto:
¿Es posible sacar de contexto las palabras o acciones de una persona?¿Tienen el mismo valor si las movemos del lugar y del tiempo en que se produjeron? ¿Las palabras de Buda escuchadas hace 2.500 años se interpretaron igual que las interpretamos cuando las escuchamos hoy en día?
¿Es posible adaptar las palabras o acciones de una persona a un nuevo contexto? cambiando de masculino a femenino por ejemplo.


(¡Solo se me ocurren preguntas!)

Tema profundo donde los haya por el que voy pasar de puntillas sin hacer valoraciones. En este campo cualquier cosa que se haga me parece de alto riesgo y con altas probabilidades de meter la pata. Des-contextualizar o re-contextualizar y poner la firma del autor original es jugársela a cambiar el fondo y la forma (en realidad también pasa lo mismo cuando traducimos un texto).

Yo, en estos casos, lo que intento es aplicar el sentido común y no dar nada por supuesto: ni la sabiduría encerrada en las palabras, ni el supuesto desliz del autor. Si lo que leo, en si mismo me produce una reacción positiva y me hace reflexionar, pues me lo quedo, si ocurre justo lo contrario, lo dejo pasar.

martes, 19 de junio de 2012

La India y el trabajo

Hace ya algún tiempo que inicié esta entrada para hablar del trabajo en la cultura hindú. Hasta hoy no la he publicado y la razón es que no sabía a cual de las indias referirme.

Nunca he estado en el país-continente, todo lo que sé es a través de los libros y de los relatos de la gente que lo ha visitado.

CASTAS EN LA INDIA:
http://antroperplejo.wordpress.com/
La India es la cuna del yoga y como tal se ha convertido en un lugar de peregrinación para muchos practicantes occidentales. Muchos de mis compañeros han estado al menos una vez en Ashrams y visitando el país como turistas. La imagen que me han transmitido es la de un pueblo que vive la espiritualidad y que a pesar de sus limitaciones viven contentos.



Por otro lado está la India BRIC emergente y con tasas de crecimiento de dos cifras. Entre otras cosas, burocracia y corrupción, con un alto grado de aceptación de las jerarquías. En la que se está creando un abismo entre ricos y pobres, mujeres que sufren violencia y marginación y las todavía existentes castas (teóricamente abolidas) que condenan a la miseria a los estratos inferiores de la pirámide social. 1, 2, 3.

¿Se vuelve a demostrar que la realidad depende del observador y/o las dos versiones pueden tener visos de realidad? ¿Viven realmente contentos los pobres? ¿Es esto posible?

Me acerqué curioso a buscar entre mis apuntes alguna razón que pudiera justificar esta hipótesis. A continuación algo de teoría.

Aunque ahora con la llegada del capitalismo está sucediendo una profunda transformación, las castas han sido durante siglos el fundamento de la estructura social hindú. Son endogámicas y hereditarias. Cada individuo por nacimiento pertenece a la misma casta que sus padres. Los cambios de casta no son posibles o al menos no son reconocidos. El oficio también se hereda de los padres pasando a formar parte del conjunto de "innegociables" con los que una persona se encuentra al nacer.


En el hinduísmo se piensa que cada uno de nosotros tenemos una serie de condicionantes que vienen dados sin mediar elección alguna. Venimos con nuestros defectos y nuestros dones los cuales constituyen el fundamento de nuestro ser individual, el marco en el cual debemos progresar y que debemos aceptar para poder avanzar. El Svadharma es el deber individual, propio y diferente para cada persona, que todos debemos cumplir en la vida. Son las normas dictadas por la propia naturaleza de cada cual, que no se deben omitir sino con gran perjuicio para cada uno. Es tarea de todos descubrir cual es su Svadharma, cosa que se logra en base a la comprensión de uno mismo y a las experiencias personales.


Aunque es lícito y natural obtener una recompensa por el trabajo realizado, no debe ser la recompensa la que motive nuestro trabajo sino el sentido del deber, nuestro svadharma. Debemos ofrecer las acciones a nuestros semejantes y a través de ellos a Dios. La acción desinteresada produce en sí misma una pureza mental que nos libera de los obstáculos del deseo y nos hace más receptivos al amor universal.


Para los hindúes el alma individual se reencarna y vive varias vidas. Actuar de forma correcta en una vida tiene como consecuencia la reencarnación en un nivel espiritualmente superior en la próxima vida. Así hasta que nos liberamos de la rueda eterna de encarnación y muerte.

¿Os suena de algo? 


Sentido del deber, acción desinteresada, ... para finalmente liberarnos y salir de la rueda de reencarnacionesEn apariencia la receta no difiere mucho de la de otras religiones: comportarse en esta vida según unas reglas o principios morales, para acceder a algo mejor después de la muerte.


¿Puede esta receta funcionar?


Yo diría: si y no. Sí, si yo la elijo, no, si me viene impuesta. Sí, si trasciendo las normas morales que la limitan. Y para saber si la elección ha sido libre, debe haber libertad. Si no hay libertad, no hay alegría solo hay resignación, impotencia y aceptación.

viernes, 15 de junio de 2012

La ignorancia es una bendición


El miércoles pasado, después de la muy interesante visita a IRIZAR, estaba junto con mis compañeros comiendo plácidamente y compartiendo impresiones sobre la misma. Al final de la comida, entre segundo plato y postre como marca el protocolo para los asuntos importantes, comenzamos a hablar de la crisis. Sobre la salida de la misma, que nadie era capaz de visualizar y sobre su evolución, de la que sí nos atrevimos a opinar.

La discusión, como no podía ser de otra manera, fue muy interesante por la diversidad de perspectivas. Las opiniones iban desde las teorías de la mano negra de los amos del mundo, doctrina del shock, pasando por la diáspora europea y la pérdida (absoluta) de protagonismo del viejo continente, hasta las teoría de que cualquier cosa que dijéramos era puro malabarismo intelectual.

Después de separarnos, estaba dándole vueltas al tema y me propuse el ejercicio de visualizar cuál sería para mí un escenario deseable a medio-largo plazo, mi VISIÓN de la sociedad. Yo soy de los que piensa que la solución pasa por sacar los pies del tiesto y diseñar una sociedad con otros valores; pasar de la economía de la escasez a la economía de la abundancia, innovar en el modelo de la propia sociedad. Pero de repente me vino un flash, qué tentador sería pensar que la situación ideal era la que vivíamos hace 5 años.

Me resistí a esta posibilidad pero no podía menos que reconocer su poderoso atractivo. En el momento álgido del ciclo, cuando había dinero en abundancia para todos, ¡se vivía de maravilla!. Vacaciones, apartamentos en la costa, coches de lujo, grandes viajes, etc… etc… El único problema que había, que ahora hemos descubierto, es que el dinero y la abundancia eran tan solo una ilusión temporal. Que la abundancia iba de la mano de la escasez. 


Ahora disponemos de análisis sesudos que nos explican las causas que dieron origen a la crisis, sabemos las cosas que hicimos mal y que no debiéramos nunca repetir. Incluso cada uno de nosotros podemos tener nuestra propia receta para que esto no vuelva a ocurrir; pero ... este no es el tema, porque algo algo ya sabíamos o nos podíamos imaginar. Se ha vuelto a demostrar que somos humanos y cuando no queremos, no nos hacemos preguntas, somos muy capaces de autoengañarnos y de callar al pepito grillo que hace TOC TOC en nuestra cabeza.

Me ha venido a la memoria la escena de la primera película de MATRIX en la que el agente Smith compraba a Cypher. A cambio de su colaboración y de traicionar a sus compañeros, le ofrecía abandonar la penosa vida del mundo real lleno de privaciones y estrecheces, y pasar a vivir una vida confortable y segura en el sueño colectivo llamado MATRIX.

Cyher aceptaba gustoso mientras comía un tierno y sabroso solomillo y se repetía “ignorance is bliss”, algo así como la ignorancia es una bendición.




martes, 12 de junio de 2012

Espiritualidad EXCEL

Estaba leyendo el libro de Ken Wilber "Espiritualidad integral" y he llegado a un punto en el que he dicho: "me rindo, ya no puedo más".

Este autor ha sido una de mis referencias. He leído unos cuantos libros suyos: "ciencia y religión", "la conciencia sin fronteras", ..., hasta cinco. Y aunque es bastante espeso, a mí me ha servido para entender, desde una perspectiva occidental, muchos de los conceptos que se manejan en el yoga y en la espiritualidad oriental.

Wilber ha definido un marco de análisis y de desarrollo, el de los cuatro cuadrantes, que es el sumatorio de cuatro perspectivas diferentes: la interior individual, la interior colectiva, la exterior individual y la exterior colectiva. Aplica este enfoque múltiple sobre cualquier cuestión, espiritual o mundana, dando lugar al concepto INTEGRAL: espiritualidad integral, práctica integral de la vida, ... y al instituto integral.

Y como decía al principio, ¡me ha derrotado! Su capacidad analítica es abrumadora, en este momento no puedo seguirle, espiritualidad EXCEL.

Cuando empecé a practicar yoga una de las cosas que más me atrajo fue que me hablaran de experimentar. Mi profesor de entonces decía que no creyera lo que me contaba hasta que yo mismo lo experimentara; que debía realizar la práctica según sus indicaciones pero lo que realmente tenía validez era mi propia experiencia. Por supuesto que había una teoría y unas instrucciones pero lo que primaba era la propia vivencia.

Esta actitud de buscar la experiencia tiene el efecto de agudizar los sentidos, de limpiar los canales de entrada de la información. Se mejora la percepción en calidad y en cantidad.

También en la PNL se habla de mejorar la calibración, que viene a significar algo así como el percibir la mayor cantidad posible de información de nuestro interlocutor, de nosotros mismos o de una situación en particular. El efecto es similar, una agudización de los sentidos y mejora de la capacidad de percepción.

No recuerdo quien dijo que en un momento dado solo puedes hacer dos cosas: o vivir la experiencia o hablar sobre ella. Y esto es todo, no hay nada más que contar. La receta es única: vivir el momento, el aquí y el ahora, el poder del ahora, etc...

Por otro lado están: la teoría, los conceptos, los procedimientos, etc... que aportan al lado izquierdo del cerebro lo que este necesita. Este hemisferio, racional y analítico quiere ser alimentado con datos.
Y así, de esta manera, junto con lo que ha recogido el lado derecho del cerebro, emocional e intuitivo, construir el conjunto de la experiencia; a la cual se coloca su correspondiente etiqueta/código de barras, y seguidamente se almacena en alguna estantería, disponible para su uso posterior.

Los occidentales necesitamos teoría, pasar la experiencia por el filtro de la razón para quedarnos a gusto. Mas bien diría que necesitamos alguna excusa, aunque sea poquita cosa, para satisfacer a la razón y que nos deje tranquilos. Pero no nos engañemos, lo que buscamos, lo que realmente necesitamos es la EXPERIENCIA.

viernes, 8 de junio de 2012

Para los yoguis (entre otros)

Ya que he lanzado mi petición a la esfera de los yoguis, qué menos que un saludo y una pequeña explicación de lo que se puede encontrar en este blog.

¡Bienvenidos todos!

Aunque todavía no haya hablado de yoga (que hablaré), en el fondo estoy hablando de lo mismo. Algunos ya habéis hojeado el trabajo fin de formación que presenté a Pierre. Se titulaba "recepción, emisión, comunicación" y hablaba entre cosas de los sentidos sutiles "indriyas" y de la comunicación entre personas. En el trabajo explicaba la idea de crecimiento VERTICAL y HORIZONTAL, que tiene una correspondencia con las pestañas de este blog.

Al decir crecimiento vertical me refiero al crecimiento personal, a todas las prácticas dirigidas a incrementar y mejorar nuestras capacidades personales. En mi caso corresponde principalmente a la PNL y al yoga. Durante aproximadamente quince años he trabajado el crecimiento vertical y he llegado a un punto en el que me ha surgido la pregunta ¿y todo esto para qué? si finalmente todo lo que he aprendido y mejorado no se traslada a mi entorno: familia, amigos, compañeros de trabajo, sociedad, etc... ¿de que ha servido el recorrido? Dicho de otra forma, mi conclusión es que "la prueba del algodón" del crecimiento personal está en nuestro entorno, o sea, nuestro avance en el camino de realización se mide en el entorno.

Los hombres que más admiramos tuvieron unas repercusiones sociales importantes: Ghandi, Martin Luther King, Jesucristo, Buda, etc… Su crecimiento tuvo un reflejo en el plano horizontal, bien sea porque sirvieron de ejemplo y/o por las consecuencias de sus acciones en lo social y político.


Y llegamos al plano horizontal, al crecimiento horizontal, que es donde me encuentro en este momento. Estoy cursando un MBA-Executive (master en administración de empresas). He entrado de lleno en la lógica de la empresa, aunque realmente nunca la había dejado, ahora estoy profundizando en los fundamentos teóricos: contabilidad, estrategia, marketing, personas, etc... 


Muchos os sorprenderíais de las nuevas tendencias, y digo bien tendencias porque todavía no están todo lo implantadas que debieran. La persona-individuo ha pasado a ser el centro, fuente de valor. Este principio está impregnando todo: las formas de la organización, la toma de decisiones, etc... Es una corriente que esta surgiendo con fuerza debido a varias razones. La primera, la oficial, es que no podemos competir en precio y no nos queda más remedio que competir en conocimiento y esté se encuentra en todos y cada uno de nosotros. La segunda, de mi propia cosecha, es que la sociedad que vivimos está madura para superar el modelo tradicional, integrar y trascender.

¡tachánnnn! ya está dicho, crecimiento HORIZONTAL y VERTICAL.


Os he pegado una buena turra ¿eh?, acabo ya. 


Este blog durante los próximos seis meses tendrá como tema principal: la realización a través del trabajo, es decir el crecimiento vertical en el desempeño de nuestro quehacer laboral (2ª definición). El crecimiento vertical y horizontal, oneplus, 1+


¿Sugerente verdad? No os lo perdáis, cuento con todos vosotros. ¡Hari om! 

jueves, 7 de junio de 2012

Quedarse

Después de leer el libro "La ola es el mar" de Willigis Jäger me he quedado dándole vueltas a una idea que voy a intentar compartir. Va sobre quedarse frente a marcharse.

En muchas ocasiones nos encontramos ante la disyuntiva de marcharnos del lugar en el que estamos. Es muy habitual en el mundo laboral, donde por diversas razones nos hacemos este planteamiento a lo largo de nuestra vida profesional.

He escuchado teorías sobre la conveniencia de cambiar de empresa o de actividad cada pocos años. No voy a hablar sobre las virtudes de marcharse para evitar el estancamiento, para aprender o por cualquier otra razón. Tampoco voy a hablar sobre la opción de quedarse por necesidad, la cual no comparto y que para mí solo es justificable en el corto plazo. Voy a referirme a la otra opción, la de quedarse porque si.

Willigis es un monje benedictino alemán que imparte cursos de contemplación cristiana y meditación zen en la abadíMünsterschwarzach. Si si, meditación zen. Este señor es maestro zen de la escuela Sanbo-Kyodan. Se formó con Yamada Roshi en Japón y por lo que acabo de leer, hace unos pocos años le han confirmado como 86º sucesor de Shakyamuni Buda.

Por lo que el mismo cuenta, durante la infancia tuvo una experiencia espiritual que le hizo descubrir su vocación religiosa. Siendo monje benedictino y dentro de la abadía, investigó por su cuenta a los místicos cristianos y practicó la contemplación con los conocimientos a su alcance. Estos experimentos autodidactas no cubrieron sus expectativas y siguió buscando hasta que descubrió el zen. En esta disciplina, como ya he referido, ha devenido maestro.

Willigis defiende a la mística como punto de encuentro de todos los caminos espirituales. Utiliza la metáfora de la montaña a cuya cima se puede acceder por diferentes caminos, la cumbre de la montaña es la experiencia mística de unión con Dios, el principio creador, y los diferentes caminos son las tradiciones espirituales.

En el libro es tremendamente crítico con la teología cristiana, el "establishment", debido al inmovilismo y dogmatismo que le caracteriza desde hace muchos años (siglos).



Viendo el panorama actual y las líneas defendidas por su paisano Ratzinger, también alemán y de prácticamente la misma edad, me sorprende que no le hayan expulsado de la empresa. Digo esto porque su visión de la espiritualidad, según mi conocimiento, está mil veces más cerca de la visión oriental que de la cristiana, por lo menos de la visión cristiana que yo he conocido y me enseñaron de pequeño. Por contra, Willigis dice que la visión espiritual oriental y la de la mística cristiana son exactamente las mismas.

Me sorprende, decía, que no le hayan echado, pero me sorprende aun más que no se haya ido, que siga dentro de la iglesia católica. Tal como yo lo veo, lo que él buscaba lo encontró fuera, en el zen.

Por alguna razón ha decidido quedarse dentro. Desconozco sus motivos, sus paraqués, pero puedo deducir que los tiene y que van mas allá de su interés personal.

Tengo cierto interés por la gente que decide quedarse y seguir a partir del punto en el que se encuentra. Y lo tengo porque pienso que eso demuestra una fortaleza interior, necesaria para no dejarse arrastrar por el ambiente y los avatares externos. Fortaleza permeable flexible integral, por poner unos pocos adjetivos. Yo lo expresaría como: Puede que no me guste lo que veo o vivo, pero considero que estoy en el mejor lugar en el que podría estar en este momento, o dicho de otra manera, cualquier otro lugar es igual de bueno/malo al que me encuentro ahora.

Integrar y trascender


martes, 5 de junio de 2012

Holón, subrayar

Acabo de terminar de leer el libro "La ola es el mar" de Willigis Jäger. Lo he dejado echo unos zorros, totalmente subrayado y con comentarios al margen. Por cierto, me ha gustado mucho, hay un montón de partes a las que seguro volveré pronto.

Esta costumbre de subrayar es muy reciente, antes lo evitaba para no condicionar al siguiente lector diciéndole: "esto es lo más importante" o "esta es la idea central", según mi modesta opinión. Prefería hacer resúmenes, extraer las ideas principales y anotarlas en un papel aparte. El resultado era ilegible para cualquiera excepto para mi, pero por lo menos dejaba el libro inmaculado para el siguiente. Y ahora ... ¡me he vuelto un perezoso!.

No pensaba hablar de subrayar en esta entrada, sino de holones, pero es que según avanzo me estoy diciendo, "mejor escribir que subrayar, para así poder compartir", "¡piensatelo mejor!". ¡Y es que me he tocado la fibra sensible!, escribir para compartir, suena bien. Hace poco nos decía un ponente que si alguien nos pidiera un libro, y ya lo hubiéramos leído, mejor le mandábamos el resumen que el libro. Que la persona en cuestión nos lo agradecería....

Bueno, a lo mío.

Holón(es)
Para empezar a conocer lo que es un holón podéis leer la Wikipedia, yo básicamente lo resumiría como que es un todo completo que forma parte de otro todo completo. Cada entidad, objeto, sistema, etc..., tanto material como inmaterial; por ejemplo: un átomo, un planeta, un pensamiento, una emoción, etc... son holones. Son a la vez, todo y parte.

Los holones tienen un principio y un fin, evolucionan. Pueden acabar de dos maneras diferentes: o se disuelven en sus partes o trascienden y se integran en un holón superior.

Este enfoque es muy tentador, lo conocí por primera vez a través de K. Wilber y ahora lo menciona Willigis Jäger en su libro.

Cada uno de nosotros es un holón, y somos parte de un holón superior, que está integrado en otro holón superior, y así sucesivamente: INDIVIDUO, FAMILIA, .... , CULTURA, ESPECIE, etc...

¿EMPRESA? .... sin duda

¿ Integrar y trascender o disolverse ?

Subrayar y escribir al margen, hacer un resumen o ambas cosas.

(¡hombre!, pues yo si que le veo la relación)





viernes, 1 de junio de 2012

Ingenieros y EXCEL

Hace ya más de veinte años que acabé mis estudios de ingeniería técnica, en la entonces Eskola Politeknikoa de Mondragon, (actual MUN). Y mira por donde, al parecer aquí sigo sin poder desprenderme de ese tufillo que nos persigue a los "ingenieros", que nos hace reconocibles dentro de la humanidad.

Y a mí que me gusta definirme por lo que hago y por mis hobbies,  fíjate que me devuelven el feedback de "ingeniero".

No estoy preparado para esto, le doy vueltas y pienso en qué habré hecho mal. ¿Sigo estancado en el pasado, no he evolucionado?¿todo lo que he aprendido por el camino no me ha servido para nada, sigo siendo lo mismo que cuando acabé mis estudios?. Pienso y pienso, reflexionando sobre la cuestión. ¿qué será lo que me delata?...

http://www.nopuedocreer.com/quelohayaninventado/564/la-navaja-suiza-definitiva/

¡Ya está!, ¡Lo tengo! El EXCEL.

El EXCEL, la navaja suiza del ingeniero. El EXCEL es al ingeniero lo que la cinta aislante al electricista. Sirve para todo: para cálculos complejos, para hacer gráficas, para hacer el seguimiento del préstamo del banco, registrar el peso, ...., incluso para organizar una cena entre colegas ;-)

Nos permite meter todo en CELDAS, con sus límites bien definidos, ortogonal,  arriba-abajo, izquierda-derecha, todo controlado, así nos gusta.

Tu dame un problema, no importa del tipo que sea, incluso filosófico. Con tres criterios y una ponderación adecuada llegaré a un resultado numérico: 20%.

¡La ostia! ¿o no? ¿no os pone el tema?, a mí cantidubi.

Yo cuando hablo de la realización a través del trabajo, en el fondo estoy pensando en un EXCEL. En el eje horizontal los individuos, en el eje vertical el grado de confluencia entre los valores personales y los valores de la media ponderada de todas las personas de la empresa. El resultado será el grado total de coherencia transpersonal entre asalariados y metaobjetivos explicitados, todos ellos ponderados según el estatus y el poder de influencia de los individuos. Con lo cual ya estaré en condiciones de hacer una clasificación en tres niveles:


  • rojo.- lagarto, lagarto,...
  • amarillo.- psé
  • verde.- ni tan mal